Solenoide de 3 vías

 

Estas válvulas de solenoide de acción directa son adecuadas para el uso con un suministro normal de agua de extinción de incendios y aseguran una operación segura y una larga vida útil.

La estructura de 3 vías no requiere una presión mínima de trabajo y permite la instalación en cualquier posición.
La bobina ha sido diseñada para un trabajo ininterrumpido, y tiene una caja de terminales moldeada en epoxi o integral, que soporta entornos corrosivos.

Estas válvulas de solenoide son adecuadas para la activación de válvulas de diluvio y de control de agua de BERMAD utilizando agua dulce o aire; para obtener más información se recomienda consultar los datos técnicos.

Válvulas de solenoide de 3 vías tipo Latch

 

Las válvulas de solenoide tipo Latch están normalmente desenergizadas y son activadas por un impulso eléctrico momentáneo, que coloca al solenoide en posición de apertura. La válvula de solenoide Magna-Latch se utiliza típicamente para permitir el control remoto y seguro de válvulas de diluvio y válvulas de control de BERMAD, colocando la válvula en posición de abierta para la descarga segura del agua de extinción de incendios.
La válvula de solenoide Magna Latch está constituida por dos bobinas incorporadas en una envoltura.

Se activa para liberar la presión de control de la válvula principal mediante un breve impulso eléctrico a la bobina Latch o “Pull”, tras lo cual el actuador del solenoide se engancha en la última posición por medio de un imán de retención (Holding Magnet) permanente.

Para el rearme del sistema, debe aplicarse un impulso eléctrico a la bobina De-latch o “Push”, creando así una fuerza contraria que neutraliza al imán de retención y permite que el actuador vuelva a su posición normal.

La válvula de solenoide mecánica de tipo Latch está equipada con una palanca manual de rearme para reponer al solenoide en su posición normal, mientras la bobina está desenergizada.

Las válvulas de solenoide tipo Latch se utilizan también en áreas en que el sistema funciona con un limitado suministro de energía eléctrica. Requieren impulsos de tan solo 50ms para funcionar con muy escasa corriente eléctrica, con lo cual se reduce drásticamente la demanda de energía y se incrementa la fiabilidad del sistema.

Solenoide de 2 vías

Estos solenoides de 2 vías son del tipo de diafragma accionado por piloto y requieren una mínima presión diferencial para funcionar. Tienen integrada una válvula piloto accionada a presión que les confiere una alta capacidad de caudal.
Gracias a su diseño, la válvula de solenoide tiene pequeñas dimensiones con una capacidad de caudal relativamente alta. La bobina del solenoide es del tipo de trabajo continuo, con una caja de terminales moldeada en epoxi o integral.
Estos solenoides de 2 vías son adecuados para activar válvulas de diluvio, válvulas de preacción y otras válvulas de control de BERMAD. Los modelos 5282 tienen un piloto separado de los medios, para que no les afecten los líquidos corrosivos.

Solenoide de 3 vías

 

Esta válvula de solenoide tiene una membrana elastomérica que aísla al actuador del líquido, con lo cual es menos sensible a los fluidos abrasivos, corrosivos o contaminados y por tanto proporciona una operación segura por mucho tiempo. El exclusivo mecanismo de conmutación con armadura pivotada no requiere una presión mínima de trabajo; tampoco le afecta la posición de montaje. La bobina de trabajo continuo está encapsulada en una construcción compacta de epoxi, adecuada a entornos corrosivos. La válvula de solenoide de 3 vías con membrana aislante es adecuada para activar las válvulas de diluvio u otras válvulas de control de BERMAD que utilizan agua potable y líquidos corrosivos o contaminantes, o aire.

Solenoide de 2 vías Burkert Modelo 281

Esta es una válvula de solenoide de 2 vías, servoasistida, operada por piloto y accionada por un diafragma. Se presenta en dos versiones:

  •  Normalmente cerrado (modelo: 5281A)
  •  Normalmente abierto (modelo: 0281B)

Solenoide de 3 vías Burkert Modelo 6014

Este solenoide compacto de 3 vías, de acción directa (que puede ser utilizado como de 2 vías), es accionado por un pistón. Este solenoide no requiere una presión mínima de trabajo y tampoco le afecta la posición de montaje. Su robusta construcción asegura una larga vida útil. La encapsulación de epoxy disipa eficazmente el calor, por lo cual se adecua a aplicaciones de trabajo continuado.

Solenoide de 3 vías Burkert Modelo 330

Este solenoide de 3 vías de acción directa (que puede ser utilizado como de 2 vías) es accionado por una armadura pivotada. Tiene una membrana que aísla completamente el actuador del solenoide del líquido, para reducir la sensibilidad a las sustancias corrosivas o contaminantes que suele presentarse en las válvulas accionadas a pistón (núcleo buzo). Este modelo ofrece excelentes prestaciones con máxima confiabilidad y una prolongada vida útil, aun con agua de mar. La encapsulación de epoxy disipa eficazmente el calor, por lo cual se adecua a aplicaciones de trabajo continuado.